GUÍA GENERAL PARA LA ELABORACIÓN DE UN ENSAYO DE INVESTIGACIÓN
por Dr. Víctor Mendoza Martínez.
 

I. Introducción.

Un ensayo es un dialogo. Un dialogo imaginario entre mundos en donde se da la comunicación del escritor con el cuerpo de conocimiento que está trabajando, los lectores y consigo mismo, se trata entonces de sus inquietudes de investigación más relevantes. Las novedades y sorpresas que siempre nos tiene reservado un autor mediante un ensayo, despiertan esa infinitud que todos somos. Gracias al ensayo, podemos recuperar de manera dialógica las ideas vivas de seres humano a través del tiempo y el espacio.

Obviamente hay diferentes maneras de acercamos a la elaboración de un ensayo de investigación. Uno es el dialogo establecido por quien ha dedicado una vida a una conversación, otro es el de un aprendiz que está en una etapa de iniciación. En ambos casos el espíritu que debe reinar es la comunicación del conocimiento de forma abierta y participativa para que el ejercicio sea trascendental.

Para la redacción de un ensayo, debemos de considerar que estamos manejando el lenguaje escrito de la ciencia, por lo que es necesario utilizar un sistema de codificación conforme las reglas de comunicación del discurso científico. El elabora un ensayo es una problemática a la cual nos enfrentamos, cuando informamos a la comunidad, sobre los resultados parciales de las investigación que estamos realizando.

En este sentido en el ensayo, se expresan la ideas que posteriormente será analizadas por nuestros lectores, los cuales en primera instancia serán la comunidad de comunicación científica y académica. En nuestras palabras descubrirán como pensamos, cual es nuestra filosofía de la vida y como actuamos en el mundo. Son éstas la principales razones por las que debemos de conocer los códigos de comunicación científica al interior de un ensayo.

II. Elementos básico para la estructuración de un ensayo.

2.1 Portada

Con este componente, se inicia un ensayo en términos de su publicación. Es un referente que deberá incluir los siguientes elementos:

2.1.1 El título del tema que se está desarrollando. Es un elemento que cumple una función básica, ya que en él encontrares de manera sintética el contenido general del trabajo que estamos presentando

2.1.2 El nombre del autor o autores del documento. En este caso se puede anexar una pequeña "historia de vida" del autor (es).

2.1.3 La institución en donde se está publicando el ensayo.

2.1.4 En caso de que el ensayo sea financiado por alguna institución, se deberán incluir el nombre de los organismos que están patrocinado el trabajo.

2.1.5 La fecha de publicación del documento.

2.2 Resumen del ensayo.

En la primera parte del documento, podemos exponer una sinopsis que permitirá al lector tener una visión panorámica del contenido del documento.

2.3 Introducción.

La introducción constituye una de las partes sustantivas de un ensayo, es muy importante, porque representa una presentación del trabajo desarrollado en el ensayo. Con ella vinculamos al lector con el primer encuentro sobre el contenido, siendo una de sus finalidades básica el convencerlo de la trascendencia de la investigación presentada.

Para lograr comunicar la trascendencia del trabajo en la introducción se deberán exponer los objetivos y el problema de investigación que se está desarrollando; en este caso para los objetivos se recomienda el uso de verbos en infinitivo y para el problema se sugiere usar la forma de oraciones interrogativas. Además de lo anterior se incluirá una explicación resumida y ordenada del contenido del general del ensayo. La justificación entendida ésta como la importancia que tiene el contenido de la investigación, también se insertará dentro del documento.

Cabe subrayar que sí el autor o la institución que está publicando el ensayo lo consideran pertinente, se puede incluir un apartado dentro del desarrollo del ensayo que haga explícito el problema de investigación en términos de su delimitación espacial y temporal.

Es recomendable que en la introducción no se incluya de forma anticipada las conclusiones del ensayo. La oraciones se redactara con la seguridad del conocimiento del contenido del ensayo.

2 4 Desarrollo.

En el desarrollo se exponen los contenidos del ensayo. En el caso de ensayos de investigación, se puede utilizar el sistema de dialogo entre los avances de mi investigación y los resultados producidos por otros investigadores. Cada párrafo ejemplifica una idea o justifica la idea expuesta. Aunque todo ensayo tiene la pretensión de ser leído por cualquier tipo de público, el ensayo de investigación científica no puede perder de vista el uso de los referentes categoriales de la investigación, además del uso adecuado de lenguaje propio de la ciencia que se está trabajando.

Para logra una mayor claridad en las ideas expuestas en un ensayo, el autor se puede valer del uso de las figuras retóricas, con el objeto de establecer diferentes nivel de traducción del lenguaje de conocimiento científico.

La lógica de exposición del desarrollo de un ensayo puede ser deductiva, ésta es la que parte de las ideas generales para después llegar a las particulares. Otra forma de exposición es mediante el método inductivo donde se expone un caso particular -debidamente documentado- para después llegar a un sistema general de ideas o fundamentos. Una tercera forma de exponer el desarrollo de un ensayo es mediante el método dialéctico que consiste en confrontar dos tesis y posteriormente establecer una síntesis.

No podemos olvidar que uno de los fundamentos del conocimiento científico es la objetividad de sus conocimiento. Para lograr lo anterior, el investigador tiene como condición necesaria pero no suficiente (ya que existen otros criterios de objetividad), que mostrar el trabajo de investigación documental en donde se apoyan las tesis que está exponiendo. Para lograr esto en el desarrollo de un ensayo de investigación las tesis principales deberán estar debidamente anotadas, mediante el sistema de referencias documentales propuesto por el autor o por la institución que lo está publicando. Se pueden insertar las referencias documentales en el cuerpo del ensayo o al pie de página. Los referentes documentales utilizados de los diferentes autores consultados, quedarán inscritos dentro de las comillas en el texto y deberán estar interpretados por parte del autor del ensayo.

Además de las citas textuales puedes utilizar el sistema de interpretación mediante el parafraseo de los datos relevantes seleccionados en la investigación documental. En este caso, la referencia tendrá el código adecuado al sistema de referencia documental que se está utilizando y los datos que identifican al texto.

Las notas al pie de página también cumplen una función aclaratoria de los conceptos en términos semánticos o para ampliar un horizonte de compresión de una idea.

Conviene subrayar que la elaboración de un ensayo de investigación no es un gran resumen o síntesis de lo que otros autores ya han dicho, es un construcción personal que muestra los avances en el conocimiento que en lo personal estás proponiendo a la comunidad a partir de un cuerpo de teorías existentes, destacando tu aporte personal acerca del tema central del ensayo.

2.5 Conclusión.

En este apartado se muestra la solución o posible aproximación a la solución del problema expuesto durante el ensayo Se busca recuperar los cuestionamientos elaborados en la introducción o el cuerpo del trabajo. Si el caso así lo demanda, también se pueden incluir nuevos cuestionamientos sobre el tema que expresen la necesidad de seguir investigando y construyendo con relación al tema en el ensayo.

El criterio básico de redacción de una conclusión es la coherencia con nuestras ideas. Es en el desarrollo del ensayo donde encontraremos las ideas que le dan coherencia a la conclusión. Es decir se deberá dar cuenta hasta "desde donde" se partió y "hasta donde" estamos actualmente.

2.6 Fuentes de investigación documentales.

Un ensayo de investigación pierde objetividad cuando carece de las fuentes de investigación documental. Éstas le dan relevancia a un ensayo en su sentido de ser los puntos de apoyo documental para una lectura sobre los referentes básicos utilizados. Cabe subrayar que deberán incluirse los datos básicos que recomiendan los libros de investigación documental.

 BIBLIOGRAFÍA

Actis, Beatriz (2002). ¿Que, cómo y para que leer? Un libro sobre libros. Ediciones HomoSapiens, Argentina,
Adler, Mortimer J. (1984). Como leer un libro. Editorial Instituto Politécnico Nacional, México, D.F.
Alegría, Margarita (1990' Manual para el manejo de información en la investigación documental UAM Atzcapozalco, México D.F-
Alfaro López, Héctor Guillermo 1998). Los usos de la lectura y la representación cultural: elementos para una teoría de la lectura. Texto incluido en el libro colectivo La información en el inicio de la era electrónica. Volumen 2, CUIB, UNAM, México.
Alía Miranda, Francisco (s/f). Fuentes de información para historiadores. Editorial Trea.España.
Anaya Rosique, Jesús (compilador) (1990). Senderos hacia la lectura. Memoria del primer seminario internacional en tomo al fomento a la lectura
INBA/CNCA/Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México.
__________________ (1993). Leer hoy: entre Gutenberg y Sony Articulo publicado en la revista Libros de México, número 32, Julio-septiembre, México, p 45-50.
Arenzana, Ana y García, Aureliano (2000). Espacios de lectura. Editorial CONACULTA-Fonca, Asociación Mexicana de Promotores de Lectura, México, D.F.
Argudín, Yolanda y Luna, María (1994). Aprender a pensar leyendo bien.
UlA/Plaza y Valdés, México.
———————————„ (s/f). Libro del profesor. Desarrollo del pensamiento crítico. UIA/Plaza y Valdés.
Arguelles, Juan Domingo (2003). ¿Qué leen los que no leen?. Piados, Mélico.
Aron-Schnapper, D. y Hanet, D. (1993). De Herodoto a la grabadora: fuentes y archivos orales. Texto incluido en le libro Historia Ora/, compilado por Aceves Lozano, Instituto Mora, Colecciones Universitarias.
Bazin, Patrick (1998). Hacia la metalectura. Texto incluido en el libro compilado por Nunberg, Geoffrey, El futuro del libro ¿esto matará ese?, Editorial Paidós, Colección Multimedia, España.
Baumann, James F. (ed). (1990). La comprensión lectora (como trabajar la idea principal en el aula). Editorial Visor Distribuciones, España
Camarero, Manuel (1998). Introducción al comentario. Editorial Castalia, España.
CNCA (1991) Senderos hacia la lectura. Memoria del Primer Seminario Internacional entorno al Fomento de la Lectura. CNC.A INBA/FII, Guadalajara, México.
Cooper, J. David (s/f). Cómo mejorar la comprensión lectora. Editorial Visor Distribuciones. España
Galindo Cáceres, Jesús (coordinador) (1998). Técnicas de investigación en sociedad, cultura y comunicación. Pearson/Adisson and Wesley Longman, México, 523 pp.
Gálvez, Carmen y Pinto, María (1996). Análisis documental de contenido. Editorial Síntesis, Madrid, España
Moreno Martínez, Matilde (s/f). El comentario literario de textos contemporáneos (COU).
Ricoeur, Paúl 1999). La lectura del tiempo pasado: memoria y olvido. Editorial Arrecife/UA ediciones, España.
Serafíni, Maria Teresa (1991). Cómo se estudia: la organización del trabajo intelectual. Paidós, Barcelona, España.
Simone, Rafaele (2001). El futuro del libro dependerá del presente de sus lectores. Texto publicado en el periódico Crónica, México, 7 de jumo, p 27.